Héctor Pardo Farfán. 1986–1988.

Empresario, dueño y fundador de una industria dedicada a la construcción de estructuras metálicas, se inició en la Resp.·. L.·. Chile N°11, y fue miembro de la Resp.·. L.·. Conde de Saint Germain N°8, afiliándose posteriormente a la Resp.·. L.·.Unión N°36.

Al asumir su mandato le correspondió la tarea, junto a otros hermanos, de continuar la reconstrucción de la casa masónica por los graves daños que había sufrido a raíz del terremoto de marzo de 1985.

Su visión de futuro lo hizo emprender la obra de dotar a la Gran Logia de un Templo que permitiera cobijar a más de 200 hermanos y gracias al empeño del grupo de hermanos que formó, alcanzó a ver  terminada la obra gruesa de lo que hoy es el Gran Templo.

Durante su mandato se levantaron las columnas de la Resp.·.L.·. Tres Espigas N°42.

El Q.·.H.·.Pardo decora el Oriente Eterno desde marzo de 1995