Leonidas Durán Bernales. 1945–1963

Con una destacada trayectoria, tanto al interior de la Gran Logia de Chile como en la masonería Mixta, Leonidas Durán nació en Rancagua, el 13 de enero de 1899. Brillante profesional, obtuvo su título de abogado en la Universidad de Chile.

Se inició en la Gran Logia de Chile, en la Resp.·. L.·. Cóndor Nº 9 de Santiago, a los 21 años; fue exaltado a Tercer Grado en 1925. Fue elegido Primer Vigilante en 1926 y Venerable Maestro en 1927. Formó parte del grupo fundador de la Resp.·. L.·. Hiram Nº65. De 1929 a 1930 se desempeñó como V.·.M.·. el segundo en la historia de Hiram 65, luego de Jorge Alliende Arrau. En ese período era también miembro del recién nacido Taller Mixto chileno. Fue nombrado luego Miembro Honorario de la Logia Hiram 65. Ocupó el cargo de Gran Orador en el año 1933, durante la Gran Maestría de David Benavente Sepúlveda.

Integrante del grupo fundador de la Masonería Mixta chilena y uno de sus principales defensores al interior de la Gran Logia de Chile del derecho de las mujeres a participar de las actividades masónicas, ingresó poco días después de su fundación a la Resp.·. L.·. Igualdad N°1, el 23 de marzo de 1929, con el Grado de M\. Fundador de la Resp.·.L.·. Pitágoras N°3 formó parte de su primera Oficialidad en el cargo de Hospitalario.

Sus intervenciones en pro de la participación igualitaria de hombres y mujeres a la vida masónica, que registran los archivos de la época, tuvieron especial difusión en el Boletín Masónico y en la Revista de la Gran Logia, de la cual fue su Director (según Decreto 114 de 15 enero 1927) a los 28 años de edad. Allí dio espacio a las conferencias de Curuppumullage Jinarajadasa y a artículos sobre la Gran Logia Mixta francesa Le Droit Humain.

En su mandato le cupo una gran actuación cuando el Taller chileno se independizó de la Orden Masónica Mixta Le Droit Humain, luego de un histórico viaje hasta la sede principal de la Orden francesa en París.

Durante el Convento Nacional realizado los días 11 y 12 de octubre de 1963, se tomó el acuerdo de aceptar la Ponencia de la Resp.·.L.·. Francisco de Bilbao N°12, referente a separar los poderes de las Logias Simbólicas y de los Grados Capitulares. Que las Logias Simbólicas del Grado 1° al 3° tuviesen su propio gobierno, bajo el mallete del Serenísimo Gran Maestro y la Gran Oficialidad, constituida por los dos Grandes Vigilantes y el Gran Orador. Los Grados Capitulares, por su parte, pasaron a tener su propia organización que dirigiría el Soberano Gran Comendador.

El I.·.y P.·.Q.·.H.·. Leonidas Durán Bernales decora el Oriente Eterno desde el 18 de agosto de 1966.