El día 24 de marzo, en la Sede Central de la Gran Logia Mixta de Chile, se suscribe el histórico acuerdo de Constitución de la Unión Masónica de Chile (UMAC), de la que serán parte, en calidad de miembros fundadores: la Gran Logia Femenina de Chile (GLFCH), el Gran Oriente Latinoamericano (GOLA), el Gran Oriente de Chile (GOCH)  y la Gran Logia Mixta de Chile (GLMCH).

Esta tan trascendente iniciativa para la masonería chilena tiene el objeto de aunar el pensamiento y voz de las distintas Órdenes masónicas mixtas y femeninas que actúan en Chile desde el año 1929 y se enmarca dentro de los principios, acuerdos y compromisos adoptados como adherentes del Centro de Comunicación e Información de las Potencias firmantes del Llamado de Estrasburgo (CLIPSAS), posibilitando con ello, por una parte, fortalecer y engrandecer la cadena de unión fraternal y los lazos de colaboración y trabajo entre las distintas instituciones masónicas del país, como así también, promover de conjunto el pensamiento y práctica de los principios y valores de la francmasonería universal: libertad, igualdad y fraternidad, valores que contribuyan a la construcción de un mundo más solidario, tolerante y respetuoso de la diversidad y el derecho humano.

De esta manera, este sábado 24 de marzo, masonas y masones que se rigen bajo los principios de la libertad de creencias, adogmáticos, laicos, de libre pensamiento, de la convivencia y trabajo en igualdad de derechos y condiciones de hombres y mujeres, el internacionalismo y la contribución al progreso de la Humanidad, se dan cita en el Gran Templo de calle Catedral, para dar este importante paso y para asumir con profunda responsabilidad y espíritu crítico los desafíos que nos impone el siglo XXI.