Este recién pasado sábado 24 de marzo, en la Casa Central de la Gran Logia Mixta, se dieron cita las más altas autoridades de la francmasonería liberal del país: Gran Logia Femenina de Chile (GLFCH) representada por su S.·.G.·.M.·. Carmen Mardones Hauser; el Gran Oriente Latinoamericano (GOLA) representada por su S.·.G.·.M.·. Wanda Wolff Rioseco y su G.·.M.·. Adjunto para América Latina Pedro Hormazábal Ciudad; el Gran Oriente de Chile (GOMCH) representado por su S.·.G.·.M.·. Héctor Díaz Montenegro; y La Gran Logia Mixta de Chile representada por su S.·.G.·.M.·. Waldo López Belmar, con el objeto de suscribir el histórico acuerdo de constitución de la Unión Masónica de Chile, UMAC.

A esta magna tenida, a la cual asistieron cerca de 200 representantes, masonas y masones, de las distintas Obediencias del país, que junto a invitados de Venezuela y de la hermana República de la Argentina, y los saludos llegados del Presidente de CLIPSAS y la francmasonería liberal de Francia, Bélgica, Colombia, Ecuador, Uruguay, Argentina, España, etc., fueron testigos del éxito y el cumplimiento de las expectativas y metas del trabajo de reunión de lo disperso, para el fortalecimiento institucional y de la cadena de unión fraternal de la masonería chilena.

A lo anterior, y tal como se anunció a los distintos medios de comunicación por las altas autoridades de UMAC, hoy la francmasonería liberal de Chile tendrá una institucionalidad mayor en la construcción de propuestas para el bienestar común, el respeto irrestricto a los derechos humanos y los pueblos que conforman el territorio, el derecho a la migración, la justicia social, de la tolerancia y el respeto de la diversidad, género, del medio ambiente y el desarrollo sustentable, la equidad económica, social y cultural, la solidaridad y la fraternidad, como valores que fundan el buen vivir del país.