Reconociendo la íntima interdependencia de todos los seres vivos con la tierra y de ésta con los seres vivos, la humanidad celebra este próximo 22 de abril el Día Mundial de la Tierra, de la Pachamama de la Ñuke Mapu, a fin de promover la toma de conciencia y el reconocimiento, que, como sociedad global, debemos asumir por nuestra responsabilidad frente a la enorme brecha para alcanzar el justo equilibrio y la armonía entre la biodiversidad, los recursos naturales, con las necesidades económicas, sociales y culturales, de las consecuencias que tienen y tendrán nuestras acciones para con el presente y futuro de la vida y el buen vivir. Tarea que no es tan solo de los líderes y autoridades, sino que de toda una sociedad consciente, organizada y movilizada en la defensa de la existencia global del planeta y de quienes la habitamos.

Nuestra tierra, de 4.500 millones de años, requiere de nuestra urgente atención, la explotación indiscriminada de sus recursos naturales y la contaminación provocada por la desbordada ambición, nos ha traído estos últimos años graves impactos a nuestro hábitat; reducción de la capa de ozono, desertificación y deforestación, lluvia ácida, residuos sólidos y líquidos, agua, disminución de especies, contaminación de océanos, y un largo etc., nos ha provocado un daño irreparable que debemos resolver a la brevedad.

Acciones que han impactado, además, en sumir en la profunda pobreza, en la miseria y la violencia a pueblos enteros que deben migrar de su tierra, atrapados y perseguidos por la desatada sin razón de la acumulación de la riqueza. Situación que verdaderamente es alarmante.

Por este motivo, la Asamblea General de Naciones Unidas, aprobó con fecha del 22 abril del año 2009 la celebración del Día Internacional de la Tierra, llamado al cual la fracmasonería universal acude el año 2015 expresando con viva fuerza en la voz del ex presidente de CLIPSAS, Louis Daly, en el seno de la Organización de Naciones Unidas, que el capitalismo dogmático se ha transformado en una amenaza mortal para el planeta y la humanidad.