La Gran Logia Mixta de Chile, tiene el agrado de saludar a todos y todas los/las trabajadores/as del país y el mundo este nuevo 1° de mayo, fecha que la humanidad conmemora el Día Internacional de los Trabajadores en honor de los Mártires de Chicago.

El primero de mayo, sin duda,  se encuentra en la memoria de la sociedad global por el enorme esfuerzo y sacrificio que 200 mil trabajadores, en los Estados Unidos, llevaron adelante durante la gran huelga del año 1886, donde, días después, son víctimas de una violenta represión por parte de las autoridades de la época, estableciéndose asesinatos, ejecuciones, tortura y violación miles de aquellos que marcharon para hacer valer una de sus máximas aspiraciones: “Ocho horas de trabajo, ocho horas de ocio y ocho horas de descanso”.

Hoy, estas reivindicaciones en materias laborales, encuentran eco en la Organización Internacional del Trabajo, OIT, la que de manera permanente promueve y busca que los países que suscriben la Declaración de 1998, relativa a los principios y derechos fundamentales en el trabajo en sus cuatro categorías básicas y fundamentales, la respeten y apliquen en sus respectivos territorios: “la libertad de asociación y la libertad sindical y el reconocimiento efectivo del derecho de negociación colectiva, la eliminación del trabajo forzoso u obligatorio, la abolición del trabajo infantil y la eliminación de la discriminación en materia de empleo y ocupación”.

Por ello, es necesario, generar mesas de diálogo y trabajo permanente, entre trabajadores, empresarios y Estado, con el fin de construir puentes de entendimiento, compromiso y confianza, que apunten al mejoramiento de las condiciones laborales y del respeto de la dignidad de hombres y mujeres que contribuyen al desarrollo y engrandecimiento de Chile.