Finalizó la 57 reunión de CLIPSAS Barcelona 2018, organizada por el Gran Oriente de Catalunya, la cual contó con la participación de representantes de más de 30 países de los cinco continentes, 75 Instituciones de la francmasonería liberal universal presentes, y la asistencia de los representantes de la Gran Logia Mixta de Chile y de los demás Grandes Orientes de la masonería liberal que adhieren a la Unión Masónica de Chile, UMAC.

Con los trabajos de 21 expositores, se reflexionó y elaboró propuestas frente a la pregunta: “¿Cómo puede la Francmasonería, influir al progreso de la humanidad?”, respuestas que arrojaron consensos:

  • La francmasonería siempre será progresista, que debe cumplir una función insustituible en la nuestra sociedad promoviendo la tolerancia, Estados laicos y la Educación laica en todos los niveles de la enseñanza, la libertad de conciencia y del respeto irrestricto de todos los derechos humanos.
  • Que la fracmasonería debe evolucionar hacia un trabajo más abierto, transparente y universalista, libre de toda discriminación religiosa y racial, ya que los valores de la masonería son la base de nuestra convivencia social.
  • Profundizar e intensificar el trabajo de la ética masónica, basada en el respeto de las personas, la solidaridad y la fraternidad.
  • Trabajar comprometidos y responsablemente por la trasformación de la sociedad, por sociedades más colectivas, en una sociedad que ha profundizado el individualismo y el consumismo, que debemos trabajar por el ideal del bien común, el perfeccionamiento individual y colectivo.

Por otra parte, durante los cinco días que duró el evento, se dispusieron distintas mesas en las cuales se trabajó propuestas sectoriales relativas a profundizar los derechos e igualdad de genero, de la protección y preservación del medio ambiente, el agua, migrantes y refugiados, entre otros importantes temas para el bienestar de la humanidad.

Del mismo modo, de manera unánime en la 57 Asamblea de CLIPSAS, se destaco la solidaridad con la masonería italiana, en especial con la Gran Logia de Italia, miembro de CLIPSAS, quienes fueron censurados y discriminados por el actual Gobierno ultra conservador italiano, contraviniendo todos los principios de los Estados asociados a la Unión Europea.