Con horror el  mundo fue testigo, a través de canales de televisión y diarios de la “Tolerancia cero” frente a la migración a EEUU.

Las Redes sociales se encargaron de difundir las crudas imágenes y audios de niños separados de sus padres y puestos en cárceles. Llantos desgarradores y asombro mundial frente a esta política, que por todas luces vulnera los derechos de los niños de estar con sus padres.

Los Derechos de los niños dice que “Tengo derecho a vivir con mi familia, a que ésta me cuide, me alimente, pero por sobre todo, que me quiera”. http://www.sename.cl/web/derechos-los-ninos-ninas/

Como masones estamos llamados a respetar este derecho, a no callar frente a la vulneración de éstos y ser un ejemplo en esta materia, como familia. Así lo dicen nuestros principios y valores, “La Gran Logia Mixta de Chile adhiere a los postulados de LIBERTAD, IGUALDAD Y FRATERNIDAD y en consecuencia, aspira a la constitución de una humanidad libre, sin privilegios para nadie y unida por los vínculos de la más pura fraternidad”. https://granlogiamixta.cl/principios-y-valores/,

Es más, “La Orden está constituida por una rica diversidad del pensamiento, heterogénea en edades y actividades, profesiones y oficios, un crisol de hombres y mujeres libres pensadores que basan su trabajo y relación bajo los principios y valores de la masonería universal: Libertad, Igualdad y Fraternidad, y que, junto al laicismo, la tolerancia, el respeto irrestricto de los derechos humanos y los pueblos, la diversidad, el medio ambiente y el desarrollo sustentable, la participación y la democracia, se va esculpiendo la piedra angular de nuestro trabajo para el buen vivir de la humanidad”. https://granlogiamixta.cl/gran-logia-mixta/

En tiempos donde los derechos son vulnerados constantemente, donde la irracionalidad, el egocentrismo y la poca tolerancia, permiten este tipo de hechos, donde éste en particular toca una fibra muy honda, los niños, los llamados a ser el futuro, los que aprenderán con el ejemplo, con la experiencia vivida, los que en un mañana no muy lejano, serán los encargados de gobernar, hacer leyes, educar y ser padres.

Que este tipo de situaciones no nos dejen cabizbajos, al contrario, que sea un llamado a la consciencia, a la hora de elegir quienes nos gobiernan, a ser parte de las políticas de nuestro país, pero no en la comodidad de nuestros hogares, o tras la computadora o el celular, nos llama a ser entes activos, participativos, sin miedo a decir lo que queremos y lo que s mejor para todos.

Que el lema “Por tal me reconocen mis hermanos” se haga vida y obra en cada núcleo donde participamos, que sea nuestro ejemplo de vida, de valores, la luz para alumbrar el camino de otros, para hacer una mejor humanidad.

Al término de esta crónica, la razón gano a la fuerza y el Presidente de EEUU revocó la política que mantenía a estos niños, separados de sus progenitores.

La tarea, seguir trabajando, seguir este camino con “Libertad, Igualdad y Fraternidad”.

Por: Pirrina.