El 14 de Julio del año 1945, un grupo de hombres y mujeres progresistas, libres pensadores, solidarios, fraternales y amantes de la libertad, dieron luz a la R.·.L.·. América N°1 bajo los auspicios de la Gran Logia Mixta de América. Luego, tras 10 años de un arduo trabajo, en el mes de marzo del año 1955, nuestros QQ.·.HH.·. de la R.·.L.·.América N°1 llegan a fortalecer la Gran Logia Mixta de Chile adoptando el nombre y la personalidad del hombre ilustre de América, nuestro Q.·.H.·. Francisco de Miranda, del que alguna vez Napoleón Bonaparte dijera: “del quijote que no está loco, del hombre que tiene fuego en su alma”.

La Logia Francisco de Miranda N°37, que este sábado cumple 73 años y será celebrada en tenida de aniversario, ha inspirado a hombres y mujeres en la búsqueda del conocimiento y los saberes que la francmasonería atesora por más de 300 años, para el bien de su propio desarrollo como para el buen vivir de toda la humanidad, y que se encuentra constituida por una rica diversidad de pensamiento, heterogénea en edades y actividades, una comunión de personas que basan su trabajo y relación bajo los principios y valores de la francmasonería; solidaridad, tolerancia, el laicismo, libertad, igualdad y fraternidad, del respeto irrestricto del derecho humano, del medio ambiente, la participación y la democracia.