El mundo entero, y Sudáfrica en particular,  celebra este miércoles 18 de julio el centenario de Nelson Mandela (1918-2013), el primer presidente de raza negra que lidero este país, poniendo fin a una brutal política de apharteid, sociedad dominada por la xenofobia y el racismo durante largos años. Abogado, activista, político y filántropo, luchó contra la desigualdad social y el racismo institucionalizado, no sólo durante su mandato sino durante toda su vida.

Nelson Mandela, Madiba, estuvo encarcelado durante 27 años por el solo hecho de afiliarse al Congreso Nacional Africano (CNA) y ser contrario al racismo institucionalizado, pese a ello, y gracias a su gran tenacidad y perseverancia, se convirtió posteriormente en un icono, en un símbolo, de la resistencia para el movimiento antiapartheid, y en contra de las desigualdades raciales para el mundo entero. Liberado en 1990, recibió el Premio Nobel de la Paz en 1993 y fue investido presidente en 1994.

Nelson Mandela, Madiba, nos deja algunas reflexiones:

«Nadie nace odiando a otra persona por el color de su piel, o su origen, o su religión. La gente tiene que aprender a odiar, y si ellos pueden aprender a odiar, también se les puede enseñar a amar”

«Aprendí que humillar a otra persona es hacerle sufrir un destino innecesariamente cruel”

«El deporte tiene el poder de transformar el mundo. Tiene el poder de inspirar, de unir a la gente como pocas otras cosas”

«Una nación no debe juzgarse por cómo trata a sus ciudadanos con mejor posición, sino por cómo trata a los que tienen poco o nada”

«No era la falta de capacidad lo que limitaba a mi pueblo, sino la falta de oportunidades”

«Nada resulta tan deshumanizador como la ausencia de contacto humano”

«La educación es el arma más poderosa para cambiar el mundo”

«Todo parece imposible hasta que se hace”

«La mayor gloria no es no caer nunca, sino levantarse siempre”

«Si quieres hacer las paces con tu enemigo, tienes que trabajar con tu enemigo. Entonces se vuelve tu compañero”

«Después de escalar una gran colina, uno se encuentra sólo con que hay muchas más colinas que escalar”