Dra. Francesca Brugos: “Las mujeres tenemos todas las capacidades para triunfar y desarrollar una carrera científica exitosa”.

La doctora en bioquímica, Francesca Burgos Bravo (33), venció a más de 170 colegas que participaron por este galardón, que destaca el trabajo de investigación de jóvenes científicos latinoamericanos y es entregado en la reunión anual de la Sociedad de Bioquímica y Biología Molecular de Brasil, realizada recientemente en el país vecino.

“Haber ganado este premio me hizo sentir feliz y orgullosa, porque es un reconocimiento a mis capacidades profesionales y el esfuerzo de años.Este tipo de distinciones tienen un gran efecto en potenciar la motivación para continuar haciendo ciencia y perseverar, aún más por conseguir mis metas. Me abrirá varias oportunidades, ayudándome a alcanzar el objetivo de establecer mi propio laboratorio y línea de investigación”, dice la investigadora.

En su estudio,que corresponde a la tesis de doctorado en Bioquímica que realizó en el Laboratorio de Comunicaciones Celulares de la Universidad de Chile, caracterizó a nivel celular y molecular la comunicación entre las neuronas y los astrocitos (las células más numerosas en el cerebro humano), observada luego de una lesión en el sistema nervioso central, que puede ser provocada por un accidente traumático, un infarto cerebro-vascular o una enfermedad neurogenerativa.

“Esta investigación busca responder por qué estas neuronas son incapaces de regenerarse, luego de un daño. Esto podría conducir a una pérdida en las conexiones sinápticas y, por tanto, resultar en disfunciones motoras y cognitivas. El análisis permitiría desarrollar e implementar nuevas estrategias terapéuticas”, agrega la doctora Burgos.

Nueva generación de científicos nacionales

La investigadora nacional recuerda que sus primeros acercamientos a la ciencia fueron durante su niñez, cuando le regalaron un microscopio que se transformó en su juguete favorito.“Era increíble. Incluso tenía un porta objetos con muestras de tejidos vegetales, tubos de ensayo, pinzas, que realmente, te hacían creer que eras un científico. Así, comencé a ver el mundo de otra manera. También, durante la enseñanza básica, tuve la oportunidad de hacer varios experimentos entretenidos, por ejemplo, el de poner una flor blanca en un vaso con colorantes y ver cómo al día siguiente las flores habían cambiado de color. Ahí, fue cuando comencé a entender que aprender cómo funcionan los seres vivos era algo que me entusiasmaba mucho”.

Rememora que su interés por la bioquímica llegó años después cuando estaba en segundo medio en el Liceo Academia de Iquique. “Fui incentivada, principalmente, por mis profesores de química y biología, quienes me abrieron las puertas al mundo de la ciencia y el conocimiento. En esa época comencé a participar de las olimpiadas escolares de esas asignaturas y a interactuar más en el laboratorio”.

El nuevo desafío de la doctora Burgos es especializarse en biofísica de molécula-única,una disciplina que se enfoca en manipular partículas con el objetivo de conocer sus propiedades, área que está en exploración incipiente en nuestro país. A comienzos de noviembre, viajará a Estados Unidos a hacer un postdoctorado en uno de los centros más prestigiosos de este campo, en la Universidad de Berkeley, California. “Quiero adquirir los conocimientos, entrenamiento y experiencia, para establecer mi laboratorio independiente en Chile y desarrollar una investigación competitiva a nivel internacional”, asegura.

¿Qué les dirías a las niñas y jóvenes que quieren ingresar al mundo de la ciencia?

Para todas aquellas que quieran seguir el camino de la ciencia y tengan curiosidad por el conocimiento, el mensaje es que perseveren por sus sueños y objetivos, y que no se dejen intimidar por la cultura machista que está arraigada en el país, partiendo desde la sala de clases en los colegios, pasando por la universidad y en la vida, en general.

Las mujeres tenemos todas las capacidades para triunfar y desarrollar una carrera científica exitosa. Además, esta profesión les entregará increíbles oportunidades de desarrollo en diferentes aspectos de la vida. Les permitirá, por ejemplo, tener la posibilidad de vivir en otros países y aprender sobre nuevas culturas, así que las invito a todas a formar parte de este mundo.

Fuente: Conicyt.