“Si no tenemos la fuerza de estrechar nuestras manos con las manos de todos, si no tenemos la ternura de tomar en nuestros brazos los niños del mundo, si no tenemos la voluntad de limpiar la tierra de todos los ejércitos; este pequeño planeta será un cuerpo seco y negro, en el espacio negro.” Oswaldo Guayasamín.

Nacido un 6 de julio del año 1919 en la ciudad de Quito, Ecuador, el maestro Oswaldo Guayasamín, desde su particular estética, se comprometió profundamente al sentido del respeto por la humanidad, mirada con la cual, Guayasamín, no solo fue un observador, sino que, además, parte de su contenido, de su paleta de colores y figuras.

La ternura, las causas, sus gentes y los pueblos, testimonio vivo de las luchas sociales impregnan su pintura, fiel retrato latinoamericano, verdadera ofrenda de generosidad que podemos admirar en sus grabados e históricos murales.

“Somos una unidad de 8 000 años de cultura precolombina y seremos un continente que dará al mundo una fuerza de civilización de paz y no de guerra”. Oswaldo Guayasamín.

Se recomienda visitar la Capilla del Hombre, «donde se conjugan, su arquitectura impresionante, los cuadros, murales, esculturas, sus espacios abiertos y el mensaje de compromiso con los Derechos Humanos, la Paz y la Solidaridad, que impactan al visitante” ver más.