Q.·.H.·. Giuseppe Garibaldi

Un 20 de septiembre de 1870, la artillería de las fuerzas de la unificación de Italia, lideradas por el Q.·.H.·. Giuseppe Garibaldi, abren un forado en la antigua muralla Aureliana, cerca del portal mandado a construir a Miguel Ángel por el Papa Pío IV, “Brecha de la Porta Pía”, por el cual los soldados -Bersaglieri- ingresan a Roma, poniendo fin a los regímenes políticos del “Derecho Divino”, la caída temporal del papado y el triunfo de las fuerzas democráticas, republicanas y seculares.

Simbólicamente, por ello, el 20 de septiembre, vino a significar para el mundo, la derrota del dogmatismo, dando triunfo a la razón, de la libertad de pensamiento y conciencia.

Fecha que une a todos y todas, los libres pensadores del planeta, a celebrar esta histórica fecha, donde tanto hombres como mujeres combatientes de la libertad, la igualdad, la justicia social y la fraternidad han dado a la humanidad innumerables muestras de consecuencia para luchar y rechazar toda forma de opresión ideológica y dogma.

Hoy, este 20 de septiembre de este siglo XXI, los y las libres pensadores, se enfrentan a nuevos contextos políticos, económicos y sociales, donde el dogma de la economía y del libre mercado, ha generado profundas brechas de desigualdades e injusticias sociales y daños irreparables al medio ambiente, generando con ello, lamentables pérdidas a libertades y derechos consagrados en la Carta Fundamental de los Derechos Humanos, tal como se expresó en la Reunión Masónica Mundial, CLIPSAS, a principios de año 2019 en la ciudad de Montreal Canadá.