A través de su cuenta de twitter, esta tarde la máxima Casa de Estudios Superiores de México informó: «La Universidad Nacional Autónoma de México informa del muy lamentable deceso, a los 93 años, del Dr. Miguel León-Portilla, ilustre universitario, humanista, maestro de maestros, investigador emérito y doctor honoris causa de esta casa de estudios».

Para todo el continente americano, la pérdida del “tlamatini”, el hombre sabio, el filósofo, aquel que sabe cosas, en lengua “nahualt”, dejará una profunda huella por su trabajo como etnógrafo, antropólogo, lingüista, investigador y estudioso del pensamiento y literatura indígena. Destacándose como uno de los más prestigiosos precursores de la defensa y promotor de la identidad y los derechos de los pueblos originarios, tal como lo reflejan sus libros “Visión de los vencidos” (traducida a más de quince idiomas) y “Códice de Coyoacán”.

Con su tesis doctoral en la década de los años 50, La filosofía náhuatl, León-Portilla cobra un merecido renombre en la vida intelectual de México, obra que ha sido traducida al ruso, inglés, francés, alemán y checo. Literaturas indígenas de México, y Tonantzin Guadalupe. Pensamiento náhuatl y mensaje cristiano en el Nican Mopohua (2001). Ha sido acreedor de numerosas distinciones, entre ellas Premio Elías Sourasky, el Premio Nacional de Ciencias Sociales, Historia y Filosofía, en 1981; el Premio Universidad Nacional, en 1994; la Medalla Belisario Domínguez, en 1995, y el Premio Menéndez Pelayo, en el 2001.