La Gran Logia Mixta de Chile, institución masónica con 90 años al servicio del país, inspirada bajo los principios de la Libertad, la Igualdad y la Fraternidad, donde, hombres y mujeres, trabajamos en la más absoluta igualdad de condiciones y derechos en la promoción de la libertad del pensamiento, por el desarrollo intelectual y espiritual para la construcción de una sociedad más justa y solidaria, declaramos, en virtud de los últimos hechos que el país ha vivido, lo siguiente:


• Chile, tiene la histórica oportunidad, un Desafío de siglo XXI, para que, chilenos y chilenas, sin distinción de género, origen, clase social, ideas políticas o religiosas, de los pueblos indígenas, del mundo social, político y empresarial, nos demos cita en un gran dialogo social, transparente e inspirado en la buena fe y en el respeto al Estado de Derecho, que posibilite restablecer las confianzas perdidas y generar un Acuerdo País, un nuevo Contrato Social, que le garantice a todos y todas, la construcción de una República inspirada bajo los valores de la Libertad, la Igualdad, la Fraternidad y el Laicismo.

• En esta coyuntura actual, cada uno de los integrantes de esta larga y angosta faja de tierra, requiere de una mirada renovadora en los temas país, los cuales están insertos en nuestra Carta Fundamental.

• Rechazamos y condenamos enérgicamente todo acto de vandalismo y delincuencia que atenta contra nuestro ordenamiento jurídico, vulnerando la paz y la tranquilidad, pero así también, rechazamos y condenamos con toda nuestra energía, cualquier atropello a los derechos humanos. Confiamos en que los ciudadanos que se expresan lo puedan hacer libremente, y que sus demandas sean canalizados a través de los mecanismos que establece la ley, que el sentido común y la tolerancia inspiren un acercamiento para construir un Chile donde todos nos sintamos cómodos, acogidos, y se terminen las desigualdades.

• Hacemos un llamado, dirigido especialmente a las Autoridades, a practicar la tolerancia, como una virtud moral e instrumento de paz, y como eficaz herramienta práctica para el dialogo. Tolerancia, que exige nuevas políticas basadas en el respeto, en el saber escuchar, y generar con ello, un decidido compromiso en la defensa de los principios universales de la dignidad y la libertad.

Margarita Carvajal Salinas

Serenísima Gran Maestra

Gran Logia Mixta de Chile

Para ver: descargue el documento