DECLARACIÓN PUBLICA

La Gran Logia Mixta de Chile, institución masónica con 90 años al servicio del país, inspirada en los principios de la Libertad, la Igualdad y la Fraternidad, donde, hombres y mujeres, trabajamos en la más absoluta igualdad de condiciones y derechos en la promoción de la libertad del pensamiento, por el desarrollo intelectual y espiritual para la construcción de una sociedad más justa y solidaria, en virtud de los Informes oficiales emitidos por la Misión Internacional de Observación de Derechos Humanos, el Informe de Amnistía Internacional y el informe de Human Rights Watch, declaramos lo siguiente:

Rechazamos y condenamos enérgicamente las violaciones y atropello a los derechos humanos que ocurren en nuestro país, producto de las reiteradas movilizaciones por demandas sociales que atraviesa el país.

Como institución, que, promueve y educa en los valores del humanismo y la tolerancia, en la construcción permanente del diálogo y la práctica de la virtud de la fraternidad, nos conmueve y solidarizamos con el dolor de las víctimas y con sus familias.

Consecuente con estos valores, también condenamos la escalada de ataques de carácter vandálico a los bienes públicos que en nada contribuye a recuperar la paz social y por el contrario, está afectando en mayor grado a la comunidad más desprotegida de nuestro país, y todo acto que altere el derecho y respeto de las personas (art. 29.2 Declaración Universal de los Derechos Humanos).

Por ello, demandamos, que los actores políticos y sociales, comprendan la urgente e histórica oportunidad que nos presenta de siglo XXI, para que, chilenos y chilenas, sin distinción de género, origen, clase social, ideas políticas o religiosas, de los pueblos originarios, del mundo social, político y empresarial, nos demos cita en un gran diálogo social, transparente e inspirado en la buena fe, que posibilite restablecer las confianzas perdidas y generar un Acuerdo País, tan esperado por la ciudadanía, en el marco de un Estado de Derecho que le garantice a todos y todas, la construcción de una República inspirada en los valores de la Libertad, la Igualdad, la Fraternidad y el Laicismo.

Hacemos un llamado, dirigido especialmente a las Autoridades, a practicar la tolerancia, como una virtud moral e instrumento de PAZ, y como eficaz herramienta práctica para el diálogo. Tolerancia, que exige nuevas políticas basadas en el respeto, en el saber escuchar, y generar con ello, un decidido compromiso en la defensa de los principios universales de la dignidad y la libertad.

Margarita Carvajal Salinas, Gran Maestra de la Gran Logia Mixta de Chile.