Principios y valores

La Gran Logia Mixta de Chile sostiene la igualdad de derechos del hombre y la mujer. Al proclamar esta igualdad quiere que ambos trabajen para llegar a disfrutar sobre la tierra y de igual forma, de la justicia social dentro de una humanidad organizada en sociedades libres y fraternales.

Formadas por Francmasones de ambos sexos, fraternales, unidos sin distinción de raza, religiones, ni filosofías, la Gran Logia se propone alcanzar este resultado por un método ritualístico y simbólico en virtud del cual sus miembros edifican un Templo a la perfección de la Humanidad y a la G.·.  D.·.  G.·.  A.·.  D.·.  U.·.

Respetuosos de todas las creencias, los miembros buscan, ante todo, el desarrollo moral e intelectual, primera condición de la felicidad individual en una humanidad fraternalmente organizada.

La Gran Logia Mixta de Chile no profesa dogma alguno, trabaja en la investigación de la Verdad. De ahí que en los Talleres las discusiones o debates relacionados con las cuestiones políticas, sociales, o religiosas no podrán, en caso alguno, tener otra finalidad que la de ilustrar a sus miembros y capacitarlos para cumplir sus deberes de Francmasón con mayor conocimiento de causa.

La Gran Logia Mixta de Chile adhiere a los postulados de LIBERTAD, IGUALDAD Y FRATERNIDAD y en consecuencia, aspira a la constitución de una humanidad libre, sin privilegios para nadie y unida por los vínculos de la más pura fraternidad.

Respetando toda interpretación, la Gran Logia Mixta de Chile reconoce el símbolo del Gran Arquitecto del Universo como tradicional de la Francmasonería Universal.

NOTICIAS RECIENTES